Temas destacados

La nuit est belle | La noche es bella

En Suiza y Francia: Apagan alumbrado público para alertar sobre Contaminación Lumínica

Municipios de Suiza y Francia, en la zona del Gran Ginebra, no encendieron sus alumbrados públicos y alrededor de 900.000 mil personas, tuvieron la oportunidad de volver a ver las estrellas y disfrutar del paisaje nocturno y su biodiversidad.

La iniciativa llamada la Noche es Bella, organizada por la Gran Ginebra, el Museo de Historia Natural de Ginebra, la Sociedad Astronómica de Ginebra y la Maison du Salève en Présilly, unió a 152 comunas de los Cantones de Ginebra, Vaud y de Francia. A esta iniciativa, adhirieron algunas empresas e instituciones privadas, las cuales apagaron luces de avisos luminosos u ornamentales, con el fin de contribuir en esta búsqueda de la noche y mostrar a la población el problema de la contaminación lumínica y sus impactos en el medio ambiente y en la salud de las personas.

Junto con recuperar el paisaje nocturno y sus beneficios ambientales y para la calidad de vida de las personas, la actividad también implicó un ahorro energético. Se estima que el Cantón de Ginebra ahorró aproximadamente un 20.000 KWh, lo cual proyectado en un año significaría una reducción equivalente al consumo anual de unos 2100 hogares.

Si bien la oscuridad no fue total, por la iluminación de tiendas, restaurantes y edificios, la falta de alumbrado público permitió despertar la reflexión sobre la cantidad de luz que ilumina la noche y poner en la discusión el problema de la contaminación lumínica.

Más información

 

 

 

 

 

 

Vía Láctea desde Observatorio Paranal | ESO/H.H. HEYER

Cielos de Chile: Desde la tierra al universo

Lo invitamos a leer y disfrutar de esta publicación, la cual permite conocer la importancia de contar con cielos privilegiados para la observación astronómica y da cuenta de algunos de los principales descubrimientos que han sido posibles desde el trabajo que se realiza en Chile.

Somos el único país en el mundo que contará con el 70% de la infraestructura para la observación astronómica, existente en el mundo, por lo cual tenemos una responsabilidad respecto a asegurar que las condiciones del cielo se mantengan, evitando una de sus  mayores amenazas:  la contaminación lumínica.

Descargar Publicación