Temas destacados

International Dark Sky Association Celebra Versión 2020 de la Semana de Los Cielos Oscuros

Desde este domingo 19 y hasta el próximo domingo 26, coincidiendo con la luna nueva de abril, la International Dark Sky Association (IDA), organización que trabaja por proteger la noche de la contaminación lumínica, nos invita a la versión 2020 de la semana internacional de cielos oscuros, para celebrar la noche y tomar conciencia sobre los efectos de la contaminación lumínica.

En una versión especial, marcada por la contingencia provocada por el COVID-19, se realizarán una serie de charlas transmitidas por las plataformas oficiales de la IDA en Youtube y Facebook. Por medio de temas que van desde cómo encontrar constelaciones en el cielo nocturno y hacer astrofotografía, a entender nuestro lugar en el universo y como la contaminación lumínica impacta en la fauna nocturna, se pretende generar un espacio para ampliar nuestro conocimiento, y reconocer como podemos proteger la noche.

“En este momento, familias de todo el mundo se han encontrado pasando muchas horas juntos en sus hogares” señala Ruskin Hartley, Director Ejecutivo de la IDA. Para Hartley “Es un momento perfecto para reconectarse con el cielo nocturno – y la semana internacional de cielos oscuros entrega un portal para esa experiencia”.

De acuerdo con el Atlas Mundial de la Contaminación Lumínica (2016), alrededor del 83% de la población mundial y más del 99% de las poblaciones de Estados Unidos y Europa viven bajo cielos contaminados por la luz. Mientras que en Chile, menos del 1% de la población vive en zonas con cielos oscuros y más del 30% vive en lugares donde la luz artificial no permite ver las estrellas y más aún tiene características que son más propias del crepúsculo que de la oscuridad de la noche. Por esto resulta muy importante mantenerse informado y tomar conciencia de los efectos de este tipo de contaminación.

Para más información y acceder a las charlas ingresar en el siguiente link: https://idsw.darksky.org/schedule/

La nuit est belle | La noche es bella

En Suiza y Francia: Apagan alumbrado público para alertar sobre Contaminación Lumínica

Municipios de Suiza y Francia, en la zona del Gran Ginebra, no encendieron sus alumbrados públicos y alrededor de 900.000 mil personas, tuvieron la oportunidad de volver a ver las estrellas y disfrutar del paisaje nocturno y su biodiversidad.

La iniciativa llamada la Noche es Bella, organizada por la Gran Ginebra, el Museo de Historia Natural de Ginebra, la Sociedad Astronómica de Ginebra y la Maison du Salève en Présilly, unió a 152 comunas de los Cantones de Ginebra, Vaud y de Francia. A esta iniciativa, adhirieron algunas empresas e instituciones privadas, las cuales apagaron luces de avisos luminosos u ornamentales, con el fin de contribuir en esta búsqueda de la noche y mostrar a la población el problema de la contaminación lumínica y sus impactos en el medio ambiente y en la salud de las personas.

Junto con recuperar el paisaje nocturno y sus beneficios ambientales y para la calidad de vida de las personas, la actividad también implicó un ahorro energético. Se estima que el Cantón de Ginebra ahorró aproximadamente un 20.000 KWh, lo cual proyectado en un año significaría una reducción equivalente al consumo anual de unos 2100 hogares.

Si bien la oscuridad no fue total, por la iluminación de tiendas, restaurantes y edificios, la falta de alumbrado público permitió despertar la reflexión sobre la cantidad de luz que ilumina la noche y poner en la discusión el problema de la contaminación lumínica.

Más información

 

 

 

 

 

 

Vía Láctea desde Observatorio Paranal | ESO/H.H. HEYER

Cielos de Chile: Desde la tierra al universo

Lo invitamos a leer y disfrutar de esta publicación, la cual permite conocer la importancia de contar con cielos privilegiados para la observación astronómica y da cuenta de algunos de los principales descubrimientos que han sido posibles desde el trabajo que se realiza en Chile.

Somos el único país en el mundo que contará con el 70% de la infraestructura para la observación astronómica, existente en el mundo, por lo cual tenemos una responsabilidad respecto a asegurar que las condiciones del cielo se mantengan, evitando una de sus  mayores amenazas:  la contaminación lumínica.

Descargar Publicación